Online Free Course

De verdad tiene el cannabis beneficios para la salud?

{Aunque para muchas personas el hecho de que el cannabis pueda tener propiedades medicinales no tenga “ni pies ni cabeza”, para otras ha supuesto un gran cambio en su vida}.

En gran parte, la medicina proviene de las plantas. A lo largo de nuestra historia hemos obtenido el conocimiento necesario para utilizarlas en favor de nuestra salud. Y entender cómo utilizar los componentes químicos de las plantas para nuestro beneficio. 

El cannabis, sin lugar a dudas es una planta, y en ella se hallan una gran de cantidad de componentes químicos que provocan diferentes reacciones en nuestro organismo. debido al gran impacto positivo que esta planta supone en la calidad de vida de las personas.

 Historia y origen de la planta.

El Cannabis es una planta anual (germina, crece, florece y muere en el curso de un año) herbácea (no llega a desarrollar un tronco leñoso como el de los árboles) y de naturaleza dioica (cuyos ejemplares pueden ser macho o hembra). Pertenece a la familia de las “cannabaceae” (misma familia del lúpulo con quien comparte similitudes).

Distintas culturas del mundo (China, India, Egipto…) la han usado durante miles de años por la variedad de usos que ofrece, aunque su origen podría situarse en las cordilleras del Himalaya.

La planta de cannabis es una de las más antiguas cultivadas por el ser humano; se han encontrado restos de fibras de cáñamo* en China datados con más de 6000 años, también se sabe que la primera biblia se imprimió con papel de cáñamo y las velas de las carabelas que llevaron a Colón a América estaban hechas de fibra de cáñamo. En el año 1150 los musulmanes introdujeron el cáñamo en España para producir papel. 

En cuanto a sus usos médicos, su registro más antiguo como medicina se encuentra en la farmacopea del emperador chino Shen Nung datado hace más de 4000 años, en la cual se recomendaba para el tratamiento del dolor, el resfriado o los trastornos menstruales.

Por otro lado, el auge de las publicaciones ocurrió entre 1840 y 1900. Fue W.B.Shaughnessy quién introdujo en la farmacia occidental el cannabis. Publicó un informe de 40 páginas en el que analizaba sus experimentos con animales para confirmar la inocuidad de la planta y demostraba que la había usado con éxito en casos de convulsiones graves en niños/as , como analgésico , para el tratamiento del reumatismo, el tétanos, entre otros.

La planta de cannabis es una auténtica máquina de producción de combinaciones biológicas. Sus flores albergan más de 400 compuestos exclusivos que se denominan “cannabinoides”; los cuales tienen propiedades beneficiosas, además de  aminoácidos o vitaminas, entre otros.

Los más estudiados hasta hoy en día son:

-THC = Tetrahidrocannabinol. Es el componente más famoso que el cannabis produce de forma natural ya que es el causante del efecto psicoactivo (alteración sobre el sistema nervioso a través de la percepción, ánimo, dolor, etc)

-CBD = Cannabidiol. Es un componente que también actúa en el sistema nervioso central pero a diferencia del THC no tiene efecto psicoactivo.

 

Por qué nunca había oído hablar de ello?

El uso del cannabis de forma medicinal se remonta a tiempos inmemoriales desde el Imperio egipcio, Mesopotamia, China o el imperio romano. Todas estas culturas alrededor del mundo dejaron constancia de sus propiedades para distintas dolencias y enfermedades

Siglos después, a finales del siglo XVIII, las primeras ediciones de revistas médicas estadounidenses recomendaron semillas de cáñamo y sus raíces para el tratamiento de la piel inflamada, la incontinencia y las enfermedades venéreas. En 1800, Estados Unidos era el principal productor de remedios cannabicos.

Sin embargo, a partir del siglo XX, se hará oficial la prohibición del cannabis (a raíz de su creciente consumo recreativo) y tendrá lugar una fuerte propaganda por parte del gobierno para demonizar esta planta y su consumo. Prohibiendo incluso su estudio a nivel medicinal.

En los últimos años la comunidad de personas usando cannabis con fines medicinales no ha hecho más que crecer y unir sus fuerzas. Este hecho ha promulgado la creación y unión de numerosos grupos afectados que predican por las propiedades de esta planta, dando lugar a que numerosos países cambien su legislación y la comunidad científica vuelque de nuevo su interés en esta enmienda.

Cada vez son más los países que legalizan su uso con fines medicinales e incluso adaptando el cannabis al sistema médico de salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *